» Veinte universidades logran licenciarse

Veinte universidades logran licenciarse

Todas las universidades deben obtener el licenciamiento, lo que es equivalente a lograr la verificación del cumplimiento de las condiciones básicas de calidad (CBC) requisito para continuar funcionando. En los últimos cinco meses, ocho universidades lograron su licenciamiento, con lo cual ahora son 20 las universidades que han completado este importante requisito, que representa solo el 15% del total. La fecha límite para que las 142 universidades completen este paso es diciembre del 2018.

Las exigencias básicas fundamentalmente son tres: los docentes, por lo menos el 25%, deben ser profesores a tiempo completo; la infraestructura —además de las aulas, laboratorios y equipamientos adecuados— debe contemplar instalaciones para al menos tres disciplinas deportivas, así como espacios para servicios sociales y culturales. Y, finalmente, deben contar con proyectos, registro de investigación, bolsa de trabajo, entre otros.

Universidades con licenciamiento:

  1. Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC)
  2. Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP)
  3. Universidad de Lima (UL)
  4. Universidad del Pacífico (UP)
  5. Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH)
  6. Universidad para el Desarrollo Andino (UDEA), Huancavelica
  7. Universidad de Ciencias y Artes de América Latina (UCAL)
  8. Universidad Femenina del Sagrado Corazón (Unifé)
  9. Universidad Ricardo Palma (URP)
  10. Universidad de Piura (UDEP)
  11. Universidad Nacional Agraria La Molina (UNALM)
  12. Universidad Nacional Autónoma de Huanta (UNAH)
  13. Universidad Nacional Toribio Rodríguez de Mendoza (UNTRM), Amazonas
  14. Universidad de San Martín de Porres (USMP)
  15. Universidad Antonio Ruiz de Montoya (UARM)
  16. Universidad Nacional José María Arguedas (Unajma)
  17. Universidad de Ciencias Aplicadas (UPC)
  18. Universidad San Ignacio de Loyola (USIL)
  19. Universidad Marcelino Champagnat (UMCH)
  20. Universidad Católica San Pablo (UCSP), Arequipa

 

Analizando la lista de las universidades que pasaron la valla, hay tres grupos de instituciones. Por un lado, las universidades privadas, con trayectoria, creadas hace más de 45 años, tales como la Pacífico, Lima, Católica, Cayetano Heredia, Ricardo Palma, San Martín de Porres, Piura y Unifé, que sin mucha dificultad han logrado completar los requisitos. Un segundo grupo está compuesto por universidades jóvenes con mucho empuje, a las que les ha costado algo más, sobre todo el requisito de contar con profesores a tiempo completo, como el caso de la UPC, USIL, UCAL, UARM, y San Pablo de Arequipa. Un tercer grupo está constituido por universidades nuevas, pequeñas, que han proyectado su inicio cumpliendo los rigurosos requisitos, varias de ellas en el interior del país, como en Ayacucho, Apurímac, Huancavelica y Amazonas.

Llama la atención que de las universidades públicas emblemáticas de Lima y de las principales ciudades, solo haya logrado su licenciamiento la Universidad Nacional Agraria La Molina, pues por la cantidad de docentes a tiempo completo las otras universidades no deberían tener inconvenientes, ni tampoco por su infraestructura; inclusive por la cartera de investigaciones. Es posible que su mayor dificultad radique en el equipamiento y funcionamiento de laboratorios, donde es sabido que muestran precariedad por falta de mayor presupuesto. En el caso de la Universidad de San Marcos, la nueva gestión optó por hacer un pequeño cobro en las matrículas con la intención de financiar este rubro, pero una protesta y una toma de local terminaron por cancelar dicho propósito.

Las universidades privadas grandes, que tienen muchos docentes pero muy pocos a tiempo completo y con varias filiales sin los requisitos establecidos, son las que más dificultades presentan para adecuarse a las exigencias de la Sunedu, como es el caso de Alas Peruanas, César Vallejo, Garcilaso de la Vega, Católica Los Ángeles de Chimbote, entre otras.

El cronograma para el licenciamiento consta de tres procesos: el primero es la revisión documentaria, luego que la universidad entrega toda la información solicitada, cuya duración es de 45 días hábiles. A continuación viene la verificación presencial durante otros 45 días, y si todo está en orden se le emite la resolución en un lapso de 30 días más.

El proceso de licenciamiento ha sido más expeditivo en los últimos meses; sin embargo, existe una corriente integrada por autoridades de varias universidades, y parlamentarios —fundamentalmente del fujimorismo y el Apra— que pretende modificar una serie de normas de la Sunedu. Esperemos por el bien de los estudiantes y el país, que los requisitos que garanticen el cumplimiento de las condiciones básicas de calidad no se modifiquen. En último caso, tal vez haga falta darles más tiempo a fin de que todas las instituciones logren adecuarse a lo establecido. Un hecho importante es que las nuevas universidades planifiquen su ingreso al mercado cumpliendo los requisitos básicos que garanticen calidad educativa, y de esta manera desanimar el ingreso de instituciones con el objetivo principal de lucro.

Post Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected by WP Anti Spam